¿Puede afectar el coronavirus a los emprendedores?

puede afectar el coronavirus a los emprendedores

Si bien es cierto que somos una especie de raza distinta, los emprendedores estamos expuestos a los virus como cualquier mortal. Pero no es ese el camino que pretendo explorar con mi artículo. Los emprendedores que tenemos algún proyecto o negocio necesitamos saber si a éste le puede afectar el coronavirus o más bien las consecuencias del mismo. ¡Os dejo un regalo al final!

¿Qué elementos pueden afectar a un proyecto?.

Muchas veces caemos en el error de pensar que nuestro negocio es una dualidad negocio-cliente. Creemos que si esta relación se mantiene sana (sí, voy a usar elementos relacionados con la salud), todo va a ir bien. Nada más lejos de la realidad, aprendamos de las famosas burbujas que hemos visto explotar. Esta dualidad esta amenazada por numerosos agentes externos que se escapan a nuestro control y que debemos tener identificados.

Hace unos meses, aprovechando el primer aniversario de Murcia Emprendora, grupo al que pertenezco, propuse un ejemplo de cómo la guerra U.S.A. frente a Irán podría afectar a los negocios de muchos de los allí presentes. Esta guerra podía suponer el incremento del precio del crudo, ya que parte de su tráfico lo controla Irán, y por ende encarecer precios de transporte. Esto podía conllevar la subida de los precios de los productos, pérdidas en márgenes de ventas, dejar a pequeños vendedores fuera de mercado, cierre de empresas… y como consecuencia pérdida de clientes para negocios B2B.

Por esto es fácil determinar que hay múltiples escenarios que pueden afectar a tu negocio: económicos, bélicos, propagación de enfermedades, políticos… Da igual en qué parte del mundo se produzcan si de alguna manera afecta a algún elemento que está dentro de tu proyecto.

Y no hace falta que afecte sólo a tu negocio. Tanto si perjudica a tus proveedores, generándote una rotura de stock, o a tus clientes, dejándolos sin liquidez… Casi mejor vamos cogiendo hora en el cardiólogo para que nos cuide el corazón.

Y con el coronavirus, ¿que nos puede pasar a los emprendedores?

Es interesante plantearnos de qué manera nos puede afectar el coronavirus a los emprendedores. No somos un grupo que lleve precisamente todas las vacunas al día y subvencionadas. Si nos hicieran un análisis la hoja de resultados estaría llena de asteriscos. Y con estos asteriscos me refiero a todas las trabas administrativas que tenemos que sortear para ganarnos la vida. Vamos a ver posibles maneras de que nos afecte.

Nos pilla el Coronavirus.

Empecemos por la más obvia. Nos hemos contagiado y tenemos que recluirnos en casa. Pues bien, en la mayoría de casos somos autónomos, lo que conlleva que o tenemos un negocio digital o tenemos un problema.

No podremos visitar clientes, tendremos que informar a aquellos con los que hemos estado que lo tenemos (menudo marrón) y estaremos un tiempo inactivos.

Esto nos puede conllevar perder trabajos en curso, nuevos trabajos, nuevos clientes… Y precisamente no creo que nos vayan sobrando por lo que es un fastidio y gordo.

Un cliente o proveedor lo coge.

Volvemos a la situación anterior donde un proveedor, o sus trabajadores, afectados por el coronavirus pueden generarnos una rotura de stock. Fijaos que muchos artículos nos llegan directamente desde China, por lo que no es una cuestión superficial.

En el caso de nuestros clientes puede ser una situación temporal, pero de igual modo nos puede provocar un descuadre inesperado en nuestro EBITDA.

El gobierno toma medidas.

Puede ser que no veamos la enfermedad de cerca y por suerte ninguno de los agentes que componen nuestro negocio. Pero, ¿y si nos perjudica alguna medida gubernamental?

Hemos visto cómo se han cerrado ciudades a cal y canto en China e Italia, como en Suiza se están prohibiendo las reuniones de más de 1000 personas. Se han cancelado numerosos eventos mundiales como el Mobile World Congress o el Salón del Automóvil de Ginebra. Esto conlleva pérdidas de millones de euros tanto en los propios eventos como todos los negocios que de algún modo se ven beneficiados por estas congregaciones multitudinarias.

El dueño de un bar cerca de un estadio en Italia, ¿cómo va a pasar el mes si no tiene sus dos días de máxima venta que tenía previstos? Si tu agencia de viajes tenía previstos vuelos para estos eventos, ¿qué pasa ahora? Y tantos otros ejemplos.

La población en general tiene miedo.

Conforme van aumentando los casos la histeria va proporcionalmente creciendo. Si bien las empresas de fabricación de mascarillas están haciendo un agosto imprevisto (ahora vuelvo con esto) la ciudadanía puede decidir no consumir tanto.

Estoy seguro que en algún momento mucha gente tomará decisiones alimentadas por su miedo. Ir a un centro comercial, a cenar en un restaurante, a la tienda de ropa… Si un grupo de tus clientes toma esa decisión de quedarse en casa por miedo tú te verás afectado.

Y volviendo al caso de los fabricantes de mascarillas. Una demanda desbordada puede llevarles a tener que comprar más maquinaria para cubrir todo lo que le piden. Si mañana cesa el virus ese agosto puede haberse convertido en un diciembre gélido.

¿Y qué podemos hacer?

Pues si bien es cierto que no sabemos si nos puede afectar el coronavirus a los emprendedores, o al menos a ti que estas leyendo este artículo, conviene tener una serie de cosas en cuenta. Ya que no hay vacuna, vamos a crear nosotros una:

  • Es momento de fomentar la tranquilidad: las autoridades hacen mucho hincapié en esto. Pero no está de más que nuestros clientes sepan por nosotros que por ahora la cosa no es para tanto. Las noticias veraces y con datos suelen causar este efecto.
  • No es la hora de hacer locuras financieras: si las barbas de tu vecino ves cortar… Pues eso vamos a analizar si nuestro proyecto está preparado para un parón de 15-30 días. Si podemos seguir adelante económicamente si esto se produce. Quizás no sea el mejor momento de ampliar o innovar.
  • Busca proveedores que puedan cubrir tus necesidades en caso de que el tuyo tenga algún problema. No esperes la llamada del terror.
  • Intenta abrir tu cartera de clientes: si creamos una estrategia para captar nuevos clientes podremos cubrir alguna baja repentina. De este modo no nos veremos afectados. Si tienes que invertir en algo ahora invierte en anunciarte.
  • Si vas a iniciar un nuevo proyecto plantéate si está en un escenario de riesgo: hace poco estuve hablando con los compañeros sobre el riesgo de centrar la estrategia de una agencia de viajes en turismo a Asia.
  • Revisa las noticias para anticipar cualquier posible escenario que pueda afectarte y toma las medidas apropiadas.

En conclusión.

Sinceramente me aterra más las decisiones que vaya a tomar la gente por histeria o miedo que el propio virus. Espero haber arrojado respuestas sobre si nos puede afectar el coronavirus a los emprendedores. También espero que pase pronto y los emprendedores nos quitemos un riesgo.


Suscríbete a la Alfa-Newsletter para recibir periódicamente consejos, herramientas y entretenimiento útil para emprendedores:


Sesión Gratuita Emprender en Cuarentena

Te recuerdo que durante el periodo de confinamiento o cuarentena puedes tener una sesión para buscar la manera de obtener ingresos extra o una estrategia para cuando puedas reanudar tu proyecto. Pincha aquí para reservar tu cita.

Puedes ver más servicios gratuitos para esta cuarentena en este enlace.

Deja un comentario