Te ayudo a poner en orden tu negocio creando tu propio método de trabajo, utilizando los recursos adecuados que te ayuden a crecer, cuando llegue tu momento.

¿Conoces esa sensación de querer hacer que tu proyecto crezca pero no saber por dónde empezar? Todos hemos pasado por esto y si estás en ese punto no te agobies, es más común de lo que piensas.

Para salir de este bloqueo es imprescindible tener estrategias de crecimiento bien definidas.

¿Cuáles son las estrategias correctas? ¿Y si no funcionan? 

Aquí entra el project manager.

Quien te ayuda a decidir que estrategias se van a aplicar en tu negocio y de qué manera.

Un project manager no se limita a enseñarte cómo se hacen las cosas, se implica en tu proyecto y opina para ayudarte en tus decisiones.

Te ayuda a definir las metas de tu negocio.

Te ayuda a aplicar estrategias para conseguir esas metas.

Te ayuda a decidir qué estrategia se debe aplicar en cada momento y aportarte ideas nuevas.

No te marques metas inalcanzables o incongruentes

Es necesario definir metas realistas pero motivadoras que te ayuden a hacer crecer tu negocio.

Trabaja cada día para avanzar en la dirección correcta

Es imprescindible decidir en qué vas a invertir tus recursos para que te ayuden a alcanzar tus metas y no te desvíen del camino.

Pon en marcha ideas nuevas para tu proyecto

Hacer lo mismo de siempre te va a llevar a obtener resultados similares. Puedes salir de tu zona de confort con ideas distintas que impulsen tu emprendimiento hacia tus objetivos.

Este soy yo

Si se crease un máster con la especialidad que me caracteriza sería: Solucionador de Marrones Profesional.

Un marrón puede adoptar muchas formas, la de un objetivo difícilmente alcanzable, un atasco mental brutal, una bajada de ventas dramática… Y ante esto puedes hacer dos cosas: echar a correr o ponerte a pensar e implementar ideas urgentemente.

Pienso que los emprendedores necesitamos ayuda centrada en nuestros problemas concretos en lugar de un manual del perfecto emprendedor.

Me chirrían los casos de éxito, me interesa mucho más saber cómo se han estampado otros para poder evitarlo. Odio las frases motivacionales de personajes famosos y tengo una cruzada abierta frente a los vende-humos.

Las Confesiones de Rubenconsultor

Te cuento intimidades sobre mí, que se que estas cosas molan:

– Tengo memoria fotográfica pero se me dan fatal los nombres de la gente.

– Puedo hacerte un Whopper en tiempo récord. Estuve 9 años en Burger King y ahí aprendí casi todo lo que sé sobre gestión de negocios.

– Jamás me leeré Padre Rico Padre Pobre, en general los típicos libros de emprendedores me parecen aburridos y que no se ajustan a la realidad.

– Me cuesta un huevo madrugar, pero puedo estar trabajando hasta altas horas.

– Jugué toda mi adolescencia al baloncesto aunque para nada soy alto.

– Si tuviese dinero de sobra iría lleno de tatuajes.

– Siempre he tenido la sensación de que voy a conseguir algo grande pero que tengo que dar con la fórmula

¿Quieres que trabajemos en tu crecimiento?